Almidón de Tapioca Bio 250 g. Salud Viva

2,85

Nuestro producto actualmente está agotado, realiza ya tu reserva y cuando este disponible te lo enviaremos.

Avales: Agricultura Ecológica Comunidad Valenciana. Agricultura Ecológica (Unión Europea).

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL PRODUCTO

Ingredientes: Almidón de tapioca*.
*Procedente de Agricultura Ecológica.

 

Alérgenos: Puede contener trazas de frutos secos.

 

Información Nutricional por 100 g de producto:
Valor energético: 1498 kJ/358 kcal
Grasas: 0,02 g
de las cuales saturadas: 0,01 g
Hidratos de carbono: 88,69 g
de los cuales azúcares: 3,35 g
Fibra: 0,9 g
Proteínas: 0,19 g
Sal: <0,002 g

Descripción: Este almidón se elabora a partir de la raíz de la yuca entera (mandioca, cassava, tapioca). El resultado es un polvo fino blanco similar al almidón de maíz. La yuca aporta elasticidad a las masas, ayuda a añadir cuerpo a las recetas de masas sin gluten y, en muchos casos, aporta esa textura crujiente y aireada característica del pan de verdad. También se utiliza para espesar líquidos, pudines, dulces, salas, etc. Se puede usar para preparar una cremosa natilla y para tus helados sin lácteos.
Dos grandes moléculas formadas de azúcares simples, llamadas amilosa y amilopectina, convierten al almidón en el ingrediente perfecto de muchas recetas de cocina debido a su propiedad adhesiva, la misma que hace esponjosos a los panes y las tortas. La raíz de la yuca tiene más almidón que otros tubérculos, de ahí su gran potencial como sustituto del trigo. Con almidón de yuca no es necesario agregar levadura para obtener la estructura pegajosa típica de los alimentos elaborados con trigo. Se utiliza como absorbente y agente ligante de agua. La mandioca tiene un poder de hinchamiento casi 3,4 veces más que el almidón de trigo y de 2,9 veces más que el maíz.

 

Modo de empleo: Como espesante o para ligar: las féculas son insolubles en agua fría y además suelen formar grumos, por lo tanto disolver en un poco de agua templada, añadir la mezcla a la preparación que estemos haciendo, siempre en caliente y en los últimos minutos removemos y dejamos que espese. En otro tipo de recetas, podemos usar las féculas para rebozar y freír, para obtener un rebozado más crujiente.

Para preparar panes, la proporción es de 2,5 tazas de almidón por una cucharadita de polvo de hornear.

 

Conservación: Conservar en lugar fresco, seco y protegido de la luz solar.

 

Peso Neto: 250 g

Abrir chat